Informes

image news

PIB ESTADOS UNIDOS

El producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos registró una contracción anualizada en el segundo trimestre del año del 32,9% como consecuencia del impacto de la pandemia del Covid-19, frente a la caída del 5% observada en el trimestre anterior, según la primera estimación del dato presentada este jueves por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno (BEA, por sus siglas en inglés).

El organismo, sin embargo, ha alertado de que los efectos económicos completos de la pandemia no se pueden cuantificar, ya que los datos en los que se basa todavía están incompletos y tardarán en actualizarse. Además, gran parte de las medidas de confinamiento decretadas en marzo y abril comenzaron a levantarse en mayo y junio, lo que provocó cierta aceleración en la actividad económica.

No hay precedentes en la historia reciente de Estados Unidos que igualen a una contracción tan severa como la registrada en el segundo trimestre. Desde que comenzó la serie histórica, en 1948, la mayor caída se observó en el primer trimestre de 1958, cuando el descenso fue del 10%.

Durante la última recesión, el mayor descenso se registró en el cuarto trimestre de 2008, cuando el PIB registró una caída anualizada del 8,4%.

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED), en su comunicado de ayer, se refirió a su vez a la situación económica general e indicó que, “la actual crisis de salud pública pesará de manera contundente en la actividad económica, empleo e inflación en el corto plazo, y supone considerables riesgos para las perspectivas económicas en el corto plazo”, señaló el comunicado del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, al término de su reunión de dos días.

PIB ALEMANIA

El producto interior bruto (PIB) de Alemania, la mayor economía europea, se hundió en el segundo trimestre de 2020 un 10,1% respecto de los tres meses anteriores, cuando la ‘locomotora europea’ había registrado ya una contracción del 2%, según la estimación preliminar publicada por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

“Se trata de la mayor caída desde que comenzaron a calcularse los datos de PIB trimestralmente en 1970”, ha explicado la oficina estadística germana, subrayando que el desplome de la actividad entre los meses de abril y junio “fue mucho mayor que durante la crisis financiera, cuando se registró una caída del 4,7% del PIB en el primer trimestre de 2009”.

Destatis destacó que en el segundo trimestre del año se produjo “un desplome masivo” de las exportaciones e importaciones de bienes y servicios, así como del gasto en consumo de los hogares y de la formación de capital en maquinaria y equipamiento por parte de las empresas. Por su parte, el gasto del Gobierno se incrementó sustancialmente durante la crisis.

En comparación con el segundo trimestre de 2019, la contracción del PIB de Alemania alcanzó un récord del 11,7%, frente a la caída del 1,8% interanual de los tres primeros meses de 2020. La mayor caída interanual del PIB hasta la fecha había sido el -7,9% registrada en el segundo trimestre de 2009.

ENTREGA DE RESULTADOS

Muchos inversionistas están preparandose para la entrega de resultados europeas, se están preparando para el día más ocupado en lo que va de año, ya que las empresas que valen más de $ 2 billones deben informar sus balances.

Más de 60 compañías en el índice Stoxx 600 están programadas para actualizarse. Nestlé SA y AstraZeneca Plc se encuentran entre los principales, mientras que el prestamista Standard Chartered Plc superó las estimaciones antes y está programado para comenzar una nueva ronda de recortes de empleos, y su igual Credit Suisse Group AG informó una provisión para pérdidas crediticias menor a la esperada.

En los EE. UU., los gigantes de la tecnología Apple Inc., Amazon.com Inc., Alphabet Inc. y Facebook Inc., que se defendieron en el Congreso el miércoles contra las acusaciones antimonopolio, llegarán más tarde a entregar resultados.

TODO SOBRE USD/CLP

La paridad dólar peso inicia la jornada cotizando con tendencia alcista, cotizando en 758.65 (+0.22%), un alza de más de un peso. Los precios del cobre caían, ya que la confianza de los inversionistas se veía afectada por el resurgimiento de casos de coronavirus y más evidencia del impacto económico de la pandemia.

El cobre cotiza con fuerte tendencia bajista en US$ 2,8880 la libra (-0,98%). Aún se mantiene en el canal de manera estable, entre US$ 2,83 y US$ 2,96 la libra. El miércoles, los tres estados más poblados de Estados Unidos registraron récords de muertes por COVID-19 en un solo día. Australia e India reportaron infecciones récord diarias por coronavirus este jueves.

Además, las disrupciones en el suministro de cobre de Chile no parecen estarse concretando. Aun cuando están siendo afectadas por el virus, parecen estar manteniendo la producción, así que parte de la tendencia alcista se está desvaneciendo.

Por otro lado, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) reveló sus planes de recuperación. La estrategia para lidiar con la pandemia del nuevo coronavirus será fundamental para la recuperación económica de Estados Unidos, expresó este ayer por la tarde Jerome Powell, presidente de la FED.

“El ritmo de la recuperación económica está estrechamente relacionado con la evolución del virus”, indicó la entidad en un comunicado publicado después de su reunión monetaria, en la cual decidió a su vez mantener intacta su tasa de referencia de interés de referencia: entre 0 y 0,25%.

Tras el comunicado, el presidente de la Fed, Jerome Powell, ofreció su habitual conferencia de prensa y reafirmó que el aumento de casos de Covid-19 en EEUU empieza a “pesar” en la economía, y que la recuperación del país también dependerá de las políticas públicas de apoyo que se tomen.

Las últimas previsiones de la Fed sitúan la contracción económica en EEUU en el 6,5 % este año, y la tasa de desempleo al cierre de 2020 en el 9,3%.

La Fed también anunció este miércoles, en otro comunicado de prensa, la extensión de los acuerdos de “swap”, establecidos en marzo ante el avance de la pandemia, para permitir a nueve de sus contrapartes, incluidos los bancos centrales de Brasil, Australia y los países nórdicos, acceder fácilmente a dólares.

“Estas facilidades fueron establecidas en marzo de 2020 para alivianar las dificultades de los mercados en dólares que había causado el shock del coronavirus, y mitigar sus efectos en la oferta de créditos a hogares y emprendimientos, tanto a nivel doméstico como internacional”, indicó la Fed.

El índice dólar (Dollar Index), que mide una canasta de monedas frente a la divisa estadounidense, ha caído cerca de 9% desde el 20 de marzo, y hoy se recuperaba de sus mínimos de más de dos años, encareciendo a las materias primas para los tenedores de otras divisas, cotizando en 93.55 (+0.11%) puntos.

Se esperan movimientos alcistas para esta jornada, con un cobre cayendo y un dólar americano recuperándose lentamente tras el anuncio de la FED.
Se ve una resistencia para el dólar peso en 766,80 y un soporte en 752,90 para esta jornada.