...

¿Cómo funciona?

El trading consiste en la compra y venta de activos, como puedan ser acciones, futuros, divisas o derivados, en un mercado financiero. Para hacer trading, de manera que obtengamos beneficios, deberemos especular respecto al movimiento del precio. Por lo tanto, el desafío más grande como un inversionista o trader es anticiparse a las alzas y bajadas para obtener beneficios. Hay tres clases de análisis del mercado que nos ayudan para anticiparnos a los movimientos. Estos tres tipos de análisis son: fundamental, técnico y de sentimientos.

Análisis Fundamental

Es una forma de observar el mercado por medio del análisis de las fuerzas económicas, políticas y sociales que afectan a la oferta y la demanda en el mercado de divisas y acciones. Es importante saber los principales acontecimientos y datos macroeconómicos de la economía mundial, estar atento a las entregas de resultados empresariales y sus rendimientos, noticias sobre nuevas tecnologías, etc.

Análisis Técnico

Esta técnica se parte de que una persona puede observar un historial de los movimientos del precio y determinar las condiciones actuales de trading y los potenciales movimientos de precio. En simples palabras, ayuda a medir, por ejemplo, la volatilidad, comparar escenarios temporales de un año a otro e introducir fórmulas que permitan identificar la tendencia del precio de la acción.

Sentimiento de Mercado

Las opiniones y pensamientos de cada operador, que son expresadas a través de las posiciones que tomen, contribuyen a formar el sentimiento general del mercado. Hay una cosa que es constante en el comportamiento del mercado, y es que los operadores tienden a sobre reaccionar empujando los precios a niveles más altos que el valor real.